las reglas de juego han cambiado…baraja nueva en el mercadillo laboral. Ahora es el jefe y la empresa que se han de mostrar buenos, cualificados y sexy.